Asier y los cuatro mosqueteros: mis inicios.

 -

Llevo una temporada algo desconectado (y desencantado) de la fotografía. La creatividad en fotografía es como una montaña rusa: hoy subes y crees estar en la cima, pero mañana puedes estar bajando sin ver nada más que una fuerte pendiente que desciende. Y mejor que sea así, si no es demasiado monótono. Hay que esforzarse y seguir trabajando con la máxima calidad posible.

En un mundo de redes “sociales”, internet, foros, la presión es grande y últimamente prefiero pasar un poco desapercibido que ser un coleccionista de “likes” o un “ofrezcodetodo” , en una época donde las fotografías se devoran…

Yo soy de los que opino que la fotografía ha perdido un poco su romanticismo: esa chispa! Las localizaciones masificadas, encuadres fotocopiados poco pensados, luces imposibles que “ahora son posibles”, etc… Ojo! eso no significa que no me gusten o vaya en contra, pero creativamente la situación actual está un poco estancada y pocas fotos ( fotógrafos ) salen de esa órbita.

Así pues, a pesar de llevar un retraso enorme revelando raws, me he dedicado a repasar mi trabajo desde mis inicios. Eso significa volver a revivir situaciones y EMOCIONES que hasta ahora estaban un poco oxidadas. Y hace tiempo que quería hacer esto, dedicar un post a los grandes, a los que han conseguido que hoy sea un poco fotógrafo y que muchos de vosotros ya conocéis pero que os recomiendo su estudio (sin devorar) para entender y sobretodo aprender fotografía. Algunos compañeros y otros amigos:

– Emilio Alvarez Pernía. Allí en 2004 me abrió las puertas en Fotonatura y aprendí lo que significaba la palabra paisaje.

– Isabel Díez San Vicente. No hacen falta presentaciones. Un referente. Es importante saber porqué es un referente. En mi opinión fue una de las primeras que le dio una vuelta de tuerca al paisaje y lo cargó de emociones.

– Daniel Montero. En mis principios disparaba carretes de 36 intentos. Si fallaba, Daniel Montero barría todo fallo y defecto. Es duro, pero no sabéis como agradezco su visión, sus triángulos y sus composiciones. Ahora gasto carretes de infinitos intentos y no los necesito.

– Joan Guillamat. Me enseñó la fotografía digital y la calidad en fotografía. Muy exigente y crítico. Grandísimo punto de apoyo.

– Asier Castro. De los pocos fotógrafos con duende y sus fotografías así lo demuestran. Descubría (y compartía) grandes localizaciones. Fotografía, crea e inventa. De los que analizan las fotos sin tapujos. O llega o no llega…o sí, o no… Y lo mejor, hemos pasado las mil y una fotografiando y cuando vuelves atrás y miras los raws, siempre las recuerdas. Sumamos vivencias, amistad, fotografía y actualmente, ciclismo :) y tan felices!!!!!

En resumen, doy un paso atrás para avanzar dos hacia adelante. Recordar los orígenes, entender lo que he hecho hasta ahora, repasar fotografías (sin juzgarlas), dar cuerda al reloj, no tener prisa, apuntar localizaciones y futuros proyectos en una libreta, volver a releerlos,.. y sobretodo, seguir aprendiendo de este maravilloso mundo de la fotografía!

 

· La foto corresponde a la colección de Rocas de Mar y es una pepita de oro que me encontré en una playa asturiana con Asier Castro. Al cabo de unas horas y después de volver a bajar la marea, la piedra había desaparecido. Cosas del mar y del destino…

Esta entrada fue publicada en Rocas de Mar, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Asier y los cuatro mosqueteros: mis inicios.

  1. Iker dijo:

    Gran entrada Jep!

    A pesar de que el mundo de la fotografía me atrajera desde hace un montón, no entré en ella hasta hace muy muy poco; y es ahora, que os leo (y leo a gente con historial) cuando me echo las manos a la cabeza. Pero ya es casi tarde, por lo que no me queda otra que aprender a “andar” a partir de ahora.

    Grandes los mosqueteros a los que haces mención y grande también el D’Artagnan Asier. Cuánto hubiese dado yo por ser un aprendiz entre esos semejantes.

    La pepita de oro creo que hace buena referencia (y diferencia) a esos pocos, entre grandes moles de piedra.

  2. Asier Castro dijo:

    Un honor aparecer entre esos otros 3 grandes mosqueteros y su acertada descripción. Menos en la mía que no soy “tan guapo” XD.

    Valiente entrada en la que dices verdades como puños, pero como siempre, “no hay más ciego, que el que no quiere ver”.

    No se que nos deparará el destino, pero una cosa está clara, las “pocas” buenas fotos que hemos realizado juntos (siempre pocas. “El fútbol es así”) van anudadas a risas, experiencias, miedos, desafíos, etc… que seguramente el espectador no capte en nuestras imágenes, pero es “el alma” de nuestras imágenes (la que solo su autor, puede ver).

    Me quedo especialmente con tu frase: “la fotografía ha perdido un poco su romanticismo”.

    Espero que inventen rápidamente un acople para colocar el trípode al manillar. :)

  3. Estimado Jep… No sabes cómo me ha gustado leer tus palabras con las que tanto me identifico. Efectivamente, son tantas las cosas que hemos vivido durante todos esos años y tantas las cosas que han cambiado que, de vez en cuando, es necesario detenerse y reflexionar sobre el camino que hemos ido recorriendo para saber mejor hacia donde vamos. Estoy seguro de que esa reflexión te llevará a buscar nuevos retos y nuevos caminos que te ayudarán a seguir creciendo como fotógrafo y, por supuesto como persona. Enhorabona y força!!! Una abraçada, monstre!!!

  4. Se ve que al llega a cierta edad echas la vista atrás ;-)
    Menos mal que nunca me he tomado en serio la fotografía, así no me tengo que romper la cabeza con otra cosa más je je.
    Ve mirando el archivo, a ver si veo algo que me suene. Una abraçada.

  5. Joan Guillamat dijo:

    Medir, analizar y planear fueron algunos valores que aprendí de ti cuando mis fotografías se realizaban por pura intuición, pero la más importante fue que sin ilusión no se hacen buenas fotografías. Los descansos son partes fundamentales de un buen entreno en ciclismo, creo que algo parecido pasa en fotografía :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *