Montserrat

A pesar de ser uno de los más famosos iconos de mi tierra, jamás había fotografiado la montaña de Montserrat. El motivo?… imagino que la sobresaturación de aburridas excursiones religiosas durante mi infancia escolar. Poco a poco la he ido mirando con otros ojos hasta que he decidido dedicarle una sesión.
Hace tiempo que tenía ganas de fotografiar Montserrat en formato panorámico y con un poco de niebla. Así pues, aproveché uno de estos potentes anticiclones invernales que nos regalan (casi) semanas de niebla. Además tuve bastante suerte ya que el día amaneció radiante y con muy poca “contaminación” en el aire. La distancia en línea recta entre el punto donde se toma la foto y la montaña es aproximadamente 58Km. Horas más tarde se podía ver Mallorca desde el Baix Camp (Tarragona). Así que, las condiciones de ese día fueron bastante buenas…
Distancia focal 400mm y encuadrando esa sucesión de planos en sombra (nocturnos) y el primerísimo rayo de Sol iluminando Montserrat (diurno). Sin polarizador ni degradados. Si esperaba más tiempo a que se iluminaran las montañas con más fuerza, perdía el color cálido del cielo y a la vez ese contraste tan interesante.
Esta entrada fue publicada en Montserrat. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Montserrat

  1. Una preciosidad, así de simple.

  2. Hilde dijo:

    Magnífico, magnífico, magnífico… Qué colores hermosos Jep! Un lugar precioso. Aunque hace algunos años estuve en estas montañas, aparecen con nueva belleza! un abrazo

  3. Una preciosidad de imagen. Un saludo

  4. Jordi Amela dijo:

    Molt guapa, sempre m’ha agradat molt la combinació de taronge amb blau, si li sumem la silueta de Montserrat.salut!

  5. pepet dijo:

    Deliciosa imatge. Dos fotos en una, molt bé :-)

  6. Una preciosidad de foto,enhorabuena

  7. HOLA PEPUN BON DIFUMINAT…SALUTJOAN

  8. El joc taronja/blau es realment molt bó, la silueta de Montserrat dona molt de joc.

  9. M’agrada molt. Hem recorda una imatge de Juan Santos, tot i que la teva té el joc de colors.

  10. Tengo unas ganas terribles de fotografiar esa cadena montañosa que tan peculiares formas muestra!!Cada vez que paso por ahí para ir a Barcelona, me quedo como un bobo mirando sus formas e imaginando las fotos que podría sacar allí.Vistas cosas así, y sin tener que ir a Barcelona, de nuevo me quedo como un bobo pensando en cuándo llegará el día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *