20 miradas

Este es el número de veces que he visitado y fotografiado el Saut deth Pish  en el Valle de Varradós.
Es uno de mis enclaves fotográficos favoritos y cada vez que voy a la Val d´Aran le dedico una sesión de fotos. En invierno (antes o después que se congele la carretera), otoño, verano,… es un ejercicio fotográfico de “entrenar” la mirada. El lugar no tiene excesivas composiciones pero siempre, siempre, hay una pequeña variación que fotografiar: un ángulo diferente, vegetación, luz de tarde o de mañana, caudal de la cascada, un nuevo punto de vista…
El resultado es intentar conseguir una suma de imágenes de un mismo lugar donde no importa que una foto sea mucho mejor que otra, si no que aporte cada vez un concepto diferente.
Una práctica que recomiendo para intentar mejorar el grado de exigencia de una fotografía e intentar exprimir el sentido de la observación a la hora de fotografiar.
Esta entrada fue publicada en Saut deth Pish. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a 20 miradas

  1. Pere Soler dijo:

    Una bona recomanació Jep, és molt difícil arribar i moldre i el fet de conèixer el lloc i les condicions meteorològiques et dona un plus que sol permetre aconseguir millors fotos o al menys intentar-ho.Salut!

  2. Hilde dijo:

    qué me encantan esos colores de otoño! El Val d’Aran es un lugar maravilloso. un abrazo!

  3. Jordi Amela dijo:

    Aquest indret l’he visitat dos cops amb l’equi fotogràfic, a la tardor i l’estiu. Preciós en les dues ocasions.

  4. Javi dijo:

    Tu tienes la culpa Jepi, últimamente he vuelto con ganas y me estas enganchando a esto del paisaje con tus fotos, cada finde en el Montsi esperando el Otoño. Precisamente por esto que comentas, un mismo sitio, diferentes formas de mirar, como siempre das en el clavo compañero :). Un saludoJavi

  5. Aúpa Pep!!Últimamente estoy viendo muchos fotógrafos que han puesto práctica lo que comentas de fotografiar un mismo sitio en diferentes momentos. Y es verdad que el resultado de imágenes que se consigue me llena.Y ya lo dices tú, pero lo reitero yo. No es que una foto sea mejor que la otra, sino que cada una muestra el lugar de diferente “vestimenta”, y eso lo hace mágico.Tendré que buscar yo un sitio de estos y poner en práctica este ejercicio.La foto que nos muestras… Sin palabras. Ya me imagino ese enclave con nieve, en primavera, como nos la muestras otoñal,…Un abrazo!

  6. Perdón, se me ha escapado el Pep en vez de Jep X(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *